Cuando estamos entrenando para mejorar nuestro rendimiento y salud debemos tener varias cosas en mente desde un principio. Estos pensamientos o motivaciones son las que nos van a mantener siempre al 100% para que aquellos objetivos que nos hemos planteado se cumplan. Estos planteamientos se han de hacer desde una perspectiva realista y sabiendo qué es lo que nos lleva a hacerlo y ante todo disfrutarlo.

Todos sabemos de alguien que ha estado entrenando muy duro para cumplir un objetivo (bajar la marca, finalizar una carrera de larga distancia…), y cuando mejor estaba se ha lesionado. Mayormente esto se le achaca a la mala suerte o a un entrenamiento excesivo. ¿Cómo podemos evitar que esto pase?, ¿Podemos mejorar y que el riesgo a lesionarse no aumente? Estas dudas nos vienen cuando conocemos otro ejemplo de alguien lesionado que estaba mejorando mucho, pero existen formas de evitar que esto suceda. Os damos algunos consejos:

Ser realista: cuando planteamos el inicio de una temporada tenemos que saber de donde partimos, saber qué cosas podemos y estamos dispuestos a mejorar y cuáles nos van a costar más. No podemos cambiar nuestros hábitos de la noche a la mañana y que esto no nos afecte a todos los niveles. Los cambios han de ser progresivos y debemos estar seguros de que queremos hacerlos. Así que cuando nos planteamos una carrera o fecha tenemos que estar seguros de querer y poder llegar con lo esperado sin que nos suponga una presión excesiva.

Planteamientos a largo plazo: si planteamos una cita importante o una mejora cuantificable tenemos que ser conservadores. Siempre surgen imprevistos que van a alargar ese espacio de mejora, así que es mejor evitar las prisas y marcarse los objetivos en términos de muchos meses o un año, esto hará que no sintamos tanta presión, entrenemos mejor y evitaremos que las lesiones aparezcan repentinamente.

 

No mires solo el ritmo: cuando vamos a medir nuestro rendimiento está claro que lo que nos va a situar en la tabla clasificatoria es el ritmo, pero cuando estamos entrenando no solo el ritmo es el que nos dice cual es nuestro estado de forma. Siempre existe el dilema entre los corredores de entrenar a ritmo o a pulsaciones. Bueno, pues si lo hacemos de manera mixta, utilizando las pulsaciones para entrenamientos más largos y ritmos para las series o entrenamientos cortos tendremos más información de cómo nos encontramos.

Descansa y disfruta: si nuestros entrenamientos nos suponen un problema por falta de tiempo, frío o por falta de disfrute, tenemos que intentar bajar esa presión. La gente que duerme mejor entrena mejor y la que disfruta del entrenamiento también, así que aunque nos suponga un retraso en las fechas o marcas que nos hemos propuesto, entrenaremos mejor y con más beneficios si en este punto cambiamos la planificación inicial.

Déjate aconsejar por alguien experimentado: son muchos los que realizan siempre los mismos entrenamientos o se bajan un entrenamiento “tipo” de una plataforma virtual. Algunos de ellos mejoran y mucho, pero eso no dura ni muco menos se adapta a lo que requieren individualmente. La mejor opción siempre es que nos asesore un entrenador con conocimientos en la materia y que nos guíe hacia nuestros objetivos preservando la salud. Si mejoramos mucho en cuestión de uno o dos años y a partir de este punto vienen las lesiones y perturbaciones en los entrenamientos es porque nos hemos pasado de rosca. Hemos de encontrar un equilibrio entre la salud y el rendimiento para que las mejoras lleguen de un modo seguro.

Todas estas directrices nos harán mejorar, pero también disfrutar de lo que estamos haciendo y durante muchos años. Si has perdido la motivación, crees que tu planificación es errónea o simplemente quieres empezar con sensatez utiliza estos consejos y haz caso expertos bien formados.

Desde SportValencia ofrecemos servicios de rendimiento deportivo siempre mirando por aquello que quieres y salvaguardando tu salud. Si estás de acuerdo con nuestra filosofía ponte en contacto con nosotros.

¿Cómo orientar el entrenamiento al rendimiento? – SportValencia.es
Valora este artículo

¿Cómo orientar el entrenamiento al rendimiento? – SportValencia.es